lunes, 14 de abril de 2014

¡¡Hola a todos!!

Esta vez actualizo yo (Ángel).

Esta semana ha sido mucho más tranquila que las anteriores, ya que nos hemos acostumbrado a la rutina en Londres, pero llegamos a casa destrozados del trabajo. Ambos aprendemos diariamente nuevos conocimientos y labores que nos serán muy útiles para nuestro futuro, además se nos hace bastante ameno gracias a la gran amabilidad de nuestros jefes.

De nuevo aprovechamos el fin de semana para hacer turismo, el sábado fue mucho más relajado, pues cuando estábamos preparados para salir de casa a mí se me apago el móvil de repente y Carlos se dio cuenta de que había perdido su abrigo, por lo cual dedicamos la tarde cada uno a solucionar nuestros problemas. Carlos fue a su trabajo y a los restaurantes que frecuenta para preguntar si lo había olvidado ahí  y yo me quede en casa intentando que el móvil volviera a encenderse.

El domingo nos levantamos temprano para aprovechar el día, fuimos a Harrods,  que para quienes no lo conozcáis, es uno de los Centros Comerciales más lujosos y exclusivos de Europa (y caro por cierto). Quedamos impresionados con la cantidad de personas que realizaban allí sus compras pese a los precios tan exagerados que tenia, había cantantes de ópera en las escaleras mecánicas, lo que a la gente no parecía sorprenderles. Una anécdota fue cuando toque un piano simplemente porque pasaba por al lado y Carlos me señaló el cartel de no tocar que estaba junto al precio: 240.000£, 290.500€.

Cuando salimos de los Almacenes Harrods, buscamos un subway para comer, lo cual nos costó bastante rato y no lo conseguimos… pero en su búsqueda nos encontramos con tiendas como el concesionario de Ferrari o el de Lamborgini; estábamos pensando entrar a mirar algún coche…..pero,  finalmente encontramos un restaurante  similar y decidimos que la mejor opción era comer.

Después nos fuimos a visitar el Natural History Museum; trata de la Tierra y las diferentes formas de vida que se han originado y evolucionado. Fue muy entretenido de ver: había recreaciones de dinosaurios, volcanes, simuladores de terremotos y otros fenómenos muy interesantes. Como estamos con ganas de ampliar conocimientos y no demasiado fatigados entramos al  Museo de Ciencia, éste se encuentra en la misma calle que el anterior. También nos gusto mucho: es un museo interactivo dedicado a la ciencia y la tecnología a través de los avances científicos desde la historia de la industria y los viajes a la luna hasta las más modernas tecnologías.

Una vez que salimos de los museos empezó  a llover (cosa bastante habitual aquí), así que nos resguardamos un rato, mientras, decidimos que si paraba de llover iríamos  a ver el campo del Chelsea que no se encontraba muy lejos.Y así lo hicimos, al llegar nos impresionó su gran tamaño a pesar de que no era bonito por fuera, nos acercamos a una valla y vimos el interior del estadio: impresionante, estábamos donde se había vivido el escándalo  de Stamford  Bridge. Y tras hacernos multitud de fotos fuimos a la parada del autobús, para volver a nuestro barrio y tomar unas cervezas en un bar cercano a casa que solemos acudir.

Esta vez os dejamos unas cuantas fotos de nuestro barrio "Tooting" acogedor a la vez que multicultural en el que stamos encantados con sus calles y sus gentes.

 Típica calle de nuestro barrio.

 La parada de metro más próxima a nuestra residencia.

 Nuestro barrio (Tooting) de noche.

Una de las iglesias del barrio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada